El Corán

La palabra árabe Qur’án, literalmente significa “recitación”, “lectura”. Cuando es usada en el contexto de la religión islámica, significa el Mensaje final de Dios para la humanidad, que fue revelado al último Profeta, Muhammad. Es literalmente la Palabra de Dios, como está claramente afirmado en él. A diferencia de otras escrituras sagradas reveladas por Dios, el Corán ha sido perfectamente preservado, tanto en sus palabras como en sus significados, a través de una lengua viva. El Corán es un milagro de la lengua árabe; es conocido por ser inimitable en su estilo, por la excelencia de sus figuras retóricas, y por su impacto espiritual. La Revelación final de Dios a la humanidad, el Corán, fue revelado al Profeta Muhammad a lo largo de 23 años.

El Corán, en contraste con muchos otros libros religiosos, fue siempre considerado por sus creyentes como la Palabra de Dios, y no designado así por un concilio religioso cientos de años después de que fuese escrito. También, fue recitado ininterrumpidamente en público desde su revelación, tanto frente a los musulmanes como ante los no musulmanes. Durante la vida del Profeta Muhammad fue escrito en su totalidad y memorizado concienzudamente, palabra por palabra, por los compañeros del Profeta tal como le fue revelado. Por eso, a diferencia de otras religiones, el Corán estuvo siempre, desde el comienzo, en manos y posesión del pueblo musulmán, tanto en su redacción como en sus significados; como tal, fue difundido, memorizado y preservado de la adulteración por parte de un clero.

Con respecto a las enseñanzas del Corán, es un mensaje universal dirigido a toda la humanidad, y no está dirigido a un “pueblo elegido” ni a una tribu en particular. El Mensaje que trae no es nuevo, sino que es el mismo mensaje de todos los profetas anteriores: abandonarnos a la voluntad de Dios y adorarlo a Él solamente. Como tal, la Revelación de Dios en el Corán se concentra en enseñar a los seres humanos la importancia de creer en la Unidad absoluta de Dios sin asociarle nada, y enmarcar nuestras vidas en la guía que Él nos ha revelado. Además, el Corán contiene historias de los profetas anteriores, tales como Abraham, Noé, Moisés y Jesús, así también muchas prohibiciones y mandatos de Dios. En los tiempos modernos en que muchas personas son acosadas por la incertidumbre, la desesperación espiritual y una preocupación obsesiva por las apariencias, las enseñanzas del Corán ofrecen una satisfacción espiritual que contrasta con la vaciedad y el sinsentido crónico que padece el ser humano en las sociedades modernas. En resumen, el Corán es el libro de guía para la vida por excelencia.

Bir cevap yazın

E-posta hesabınız yayımlanmayacak. Gerekli alanlar * ile işaretlenmişlerdir